Entradas populares

sábado, 5 de mayo de 2012

ESTRATEGIAS PARA LA COMPRENSION DE LECTURA


Las estrategias, al igual que las habilidades, son procedimientos utilizados para regular la actividad de las personas, en donde se involucra la autodirección (existencia de un objetivo) y autocontrol (evaluación del propio comportamiento), en la medida en que su aplicación permite seleccionar, evaluar, permanecer o abandonar acciones para alcanzar una meta.

Puede afirmarse que la compresión textual necesita de la interacción de estrategias ya sean basadas en el texto o en el conocimiento de habilidades, culturas, creencias y opiniones críticas de cada lector.



Observando las dificultades que se presentan en las aulas, el docente debe cuestionarse a diario ¿Cuáles son las posibles causas que generan la poca comprensión?, e implementar una metodología basada en una serie de estrategias cognitivas y meta-cognitivas que combinan diferentes tipos de textos, grafías y tareas, que posibiliten el acceso a la información.



(Goodman, 1973, Covvdy, 1979) citados por Bruner (1988) parten de la idea, de que:

 “la lectura es una interacción entre el conocimiento previo del lector, sus habilidades conceptuales, su cultura, creencias y estrategias procesales para lograr la comprensión del texto escrito.¨[1]


El proceso de lectura y comprensión es visto como una conducta compleja que implica un uso consciente e inconsciente de estrategias que ayuden a construir un modelo de texto lo más semejante posible al significado otorgado por el autor.

Es importante que desde la enseñanza se implementen estrategias innovadoras que conlleven a mejorar procesos de aprendizaje como la comprensión de lectura.

Recordemos las palabras de Isabel Solé en Estrategias de lectura:

¨Leer es un proceso de interacción entre el lector y el texto, proceso mediante el cual el primero intenta satisfacer los objetivos que guían su lectura...el significado del texto se construye por parte del lector. Esto no quiere decir que el texto en sí no tenga sentido o significado... Lo que intento explicar es que el significado que un escrito tiene para el lector no es una traducción o réplica del significado que el autor quiso imprimirle, sino una construcción que implica al texto, a los conocimientos previos del lector que lo aborda y a los objetivos con que se enfrenta a aquél”. [2]

El lector otorgará significado a una lectura coordinando informaciones que provienen del texto, su contexto y los conocimientos previos. Para cumplir este objetivo, deberá emplear una serie de habilidades o estrategias que lo ayuden a construir sus conocimientos, aplicándolos en situaciones diversas.

Algunas sugerencias encaminadas a suscitar la estimulación por la lectura son: crear un contexto apropiado, leer en voz alta, seleccionar adecuadamente los textos, transmitir actitudes y expectativas positiva, la discusión durante y después de la lectura y tolerar las preguntas o interrupciones.

En esta etapa, el lector utilizará estrategias que tiendan a analizar el texto y la significación global del mismo, para lo cual realizará varias actividades simultáneamente: distinguir ideas principales de secundarias, relacionar significados, organizar secuencias, distinguir entre hechos figurados y reales, analizar los propósitos del autor, entre otras.

Las principales dificultades que se encuentran en esta etapa están relacionadas con el desconocimiento del léxico empleado por el autor, la ausencia de saberes previos sobre el tema tratado o la falta de motivación.


Desde Mora, S. (2002):

“Las estrategias, consisten en un procedimiento o habilidad que un estudiante adquiere y emplea de forma intencional como instrumento flexible para aprender significativamente y solucionar problemas y demandas  académicas, pasando por procesos como: reconocer el nuevo conocimiento, revisar  conceptos previos, organizar y restaurar ese conocimiento previo, asimilarlo e interpretarlo”.[3]

De las estrategias que emplee el docente en el proceso de enseñanza y de aprendizaje, depende llegar a una didactización de la educación actual, de la mano de unos excelentes lineamientos curriculares.

La implementación de estrategias de lectura (la repetición de canciones, indagación de saberes previos, lecturas grupales, interpretación de lo leído mediante el desarrollo de talleres de práctica y la evaluación de aprendizajes adquiridos mediante la ejecución de talleres de aplicación) permitieron  interesar a los educandos por optimizar los procesos de comprensión textual.

                                        

Al implementar actividades innovadoras acordes al tema a desarrollar, los educandos interpretaron lo escuchado coherentemente. Estas conllevaron a la manifestación de sus saberes previos, por ejemplo:



¿Para  usted que es invierno?

Ellos respondieron que la lluvia, el frio, el granizo, el arco iris por que el sale cuando va a caer una lluvia fuerte.



¿Qué cosas pasan en el invierno?

Cae mucha agua, hace mucho frio, hay inundaciones y derrumbes, las carreteras y caminos se dañan, etc.



El anterior proceso permitió el desarrollo de las actividades de aplicación de una forma amena y creativa, despertando el gusto por la lectura.



Finalmente cada educando aplicó lo aprendido mediante una evaluación constructiva que permitió determinar el nivel de comprensión lectora adquirido y la forma de utilizarla en las situaciones que se le presentaron.



Al desarrollar el taller muchos acertaron las respuestas, pero otros debían releer, el cuento fue muy llamativo para los niños  ya que los llevaba a un mundo fantástico en su imaginación.



Algunas de las enseñanzas que les quedo fue  que debemos ayudar   a los que necesitan de nuestra  ayuda.



Los buenos amigos nos  ayudan cuando los necesitamos.



La clase fue muy amena  y agradable ya que cuando se les motiva y dirige la lectura obtuvieron una mejor comprensión.



En el proceso tanto de enseñanza como de aprendizaje la utilización de estrategias conduce a explotar un lenguaje dinámico, estableciendo una comunicación interactiva educando-maestro-medio desde la observación, discernimiento y aplicación de la información indagada, analizada y expresada.



De esta manera, el maestro estimula la solución argumentativa de problemas y al resolverlos, el educando, alcanza esquemas de acción, operaciones y conceptos transmitidos.

Por tal motivo, este trabajo investigativo gira en torno a estrategias lectoras para  motivar a los estudiantes a los procesos de comprensión y producción textual, por lo tanto es necesario precisar conceptos relacionados con dicha temática.

La lectura,  no sólo es una  herramienta esencial para el desarrollo integral del ser humano, sino que también es un instrumento indispensable para el progreso de una sociedad, pues propicia en los educandos la adquisición de habilidades partiendo de la inquietud por alcanzar su pleno desarrollo de la personalidad y, poder dar solución a las diferentes problemáticas que se le presenten.



Con la utilización de estrategias para la comprensión de lectura se  fomenta  la "lectura por placer" y se  pone  a disposición de los educandos  textos literarios que respondan a sus gustos y preferencias. De esta manera, y al utilizar las estrategias necesarias, lograremos el desarrollo de capacidades cognitivas que les permitan leer y comprender.



El primer paso para  el desarrollo de estrategias didácticas es la motivación, creando  en el aula situaciones de lectura auténtica, en las cuales los educandos lean con un propósito específico ya que  nos comunicamos a través de la producción y comprensión textual.

Las estrategias de comprensión de lectura permiten un trabajo activo en el que el lector construye el significado del texto a partir de su intención, de todo lo que sabe del mundo, de todos los conocimientos que lleva hacia el texto desde antes de empezar a leer y de los que pone en el texto mientras lee.

Para promover un aprendizaje no solo por un instante sino para toda la vida, se debe partir en el proceso de enseñanza a practicar en toda la organización escolar la conceptualización de estrategias que según Gaskins. I (1991) son:

“las acciones y pensamientos de los estudiantes que se producen durante el aprendizaje y que influye tanto en la motivación, como en la adquisición, retención y transferencia de conocimiento” [4]

También las define como  medios de seleccionar, combinar y rediseñar las rutinas cognitivas, por esto son llamadas “habilidades facilitadoras”, porque permiten obtener y desarrollar una correcta comprensión de lectura.





[1] Bibliotecas Virtuales, (1.996). Teorías del aprendizaje.
[2]  Barboza, Norbis, Lidia.  Sanz, Carmen. (2.002). Estrategias de lectura.

[3] Anijovich, Rebeca. Mora, Silvia. (2.009). Estrategias de enseñanza, otra mirada al quehacer en el aula. Buenos Aires: Aique.
[4] Gaskins, Irene; (1991). Como Enseñar Estrategias Cognitivas en la Escuela. México: Paidos S.A.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada